30 de septiembre de 2007

Las dificultades


Nuestros fracasos son los pilares sobre los que se construye el éxito. Me dan pánico esas carreras fulgurantes en las que no hay fallas ni fallos, en las que el éxito sonríe siempre y nos vuelve descuidados o lo que es peor engreídos y soberbios. La caída de las civilizaciones y de las empresas sobrevenido siempre como consecuencia de la molicie que sigue a los grandes éxitos.
He trabajado en empresas y alguien me dijo una vez: “El problema de tu empresa es que no tiene problemas” Tenía razón: las dificultades nos mantienen alerta, agudizan el ingenio, espolean la creatividad, nos mantienen humildes y hacen que escuchemos los consejos de los demás.

4 comentarios:

Malena dijo...

Fede, quién no ha caido nunca, no ha aprendido a levantarse. Comparto tu pensamiento. Un beso.

Consuelo Labrado dijo...

La única manera de aprender a luchar y a sobrevivir es cuando nos atacan las adversidades, cuando nos viene todo rodado no valoramos lo conseguido.Besos

Paquita dijo...

Hola Fede
Tienes toda la razón del mundo.
Sabes que me gustan tus reflexiones, siempre hacen que uno se pare a pensar.
Un abrazo

Yayi dijo...

El valor, no está en no caerse, sino en ñevantarse luego de tanto dolor, saludos!