17 de septiembre de 2007

Lo que el amor no cuenta


LO QUE EL AMOR NO CUENTA
Novela
Anita Shreve
Planeta Internacional 2003
Título original: The last time they met 2001
Traducido del inglés por Gerardo di Masso
314 páginas


Anita Shreve ha dado clases en Amberst College y ha recibido el Premio PEN/L.L.Winship, así como el de Nueva Inglaterra por su obra de ficción. Vive en el oeste de Massachussets. La mujer del piloto, la ha catapultado al éxito internacional y se ha publicado en once países. La segunda novela Olimpia, fue seleccionada por el Publishers Weekly como una de las quince mejores novelas de 1999. Por su parte El peso del agua fue finalista del prestigioso Orange Prize.

Una fascinante novela acerca del amor, el perdón y las oportunidades perdidas. Un texto que marcará profundamente a toda persona que alguna vez haya amado con desesperación.

En un encuentro literario Linda Fallon coincide, después de muchos años, con el poeta Thomas Janes, cuya fama ha crecido tras una década de estar apartado de la luz pública. Pero éste no es un encuentro marcado por el azar. Thomas escoge deliberadamente ese momento para restablecer el contacto con la mujer a quien amó apasionadamente hace mucho tiempo. Sin embargo, su aventura amorosa resultó desastrosa para ambos; el daño causado por la relación que mantuvieron en aquellos lejanos días aún los persigue.

Lo que el amor no cuenta retrocede entonces en el tiempo para adentrarse en la relación de estos dos amanes en diferentes momentos. En esta historia inolvidable, Anita Shreve examina las extraordinarias consecuencias que una única elección, incluso una sola palabra puede tener en el curso de una vida.


Generalmente cuando leo una novela de amor trato de engañarme con motivaciones más presentables que el mero entretenimiento. Esta novela, además de entretenerme me ha dejado impresionado tanto por su magnífica trama y el perfecto dominio del tiempo del relato que pasa con asombrosa facilidad del presente a la época en que ambos protagonistas eran unos adolescentes abriéndose al amor, para volver al presente de nuevo y otra vez a la segunda oportunidad que tuvieron de ser felices en un lugar tan remoto como Kenia.

Si pudiéramos ver en un espejo las consecuencias de una despedida, de un adiós, cuántas veces dudaríamos antes de atrevernos a pronunciarlas. Un equívoco separa a los dos adolescentes después de una tierna relación de juventud.... El destino les concede una segunda oportunidad, pero para entonces ambos están viviendo en pareja con otras personas. El amor de la adolescencia está ahí, entero, inacabable, el deseo de volver a anudar sus vidas también, pero entonces surge la culpa, el sentido de la responsabilidad y todos los planes se desbaratan como un castillo de cartas.

Justamente me parece a mí, esa es la realidad de la vida. Las películas, algunas novelas se empeñan en enseñarnos que la pasión arrasa y puede con todo. En mi opinión se trata solamente de una argucia cinematográfica. Con el corazón destrozado, rotos espiritualmente y sentimentalmente vemos cómo en la vida real, a veces, tenemos que decir no, tenemos que ahogar en un sollozo íntimo el deseo de correr detrás de la persona que se cruzó en nuestro camino y nos hizo sentir que podríamos ser por fin felices. Ante nuestros ojos se impuso la realidad. El compromiso contraído, la obligación de velar por unos hijos o por una esposa que viven ajenos a nuestro drama y que quedarían mortalmente heridos por nuestra deserción nos ciernen como poderosas lianas y nos obligan a renunciar a lo que el corazón, el sentido común, o la pasión nos invitan a seguir.

En el caso de la presente novela hay una tercera ocasión, pero claro, se trata justamente de una novela.... En la vida real ¿quién se ha visto agraciado con tanta oportunidad?


5 comentarios:

Yayi dijo...

hola! Acá estoy leyendo tu hermoso blog. La verdad es q me encanta, combina viajes (q me fascinan aunq no pueda hacer muchos), reseñas de libros y cuadros, tus reflexiones. Todas cosas que aliemnatn el alma. Pasaré seguido, Saludos!

Germán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Germán dijo...

El amor nunca se sabe las veces que te puede dar oportunidades.

Perdon el anterior lo borre sin querer.

Falta de practica.

Un saludo

Paquita dijo...

Doy fe de que es un libro precioso, a mi me gusto.

Leerlo

Anónimo dijo...

Pero, al final, Thomas se quita la vida, o no??