24 de septiembre de 2007

Ocasiones fallidas

Todos los días pasamos al lado de alguna oportunidad y no nos damos cuenta, no la vemos o no la queremos ver. Todos los días tenemos la oportunidad de saludar a un desconocido, entablar una conversación con alguien, hacer una pregunta, comentar un suceso. ¿Quién puede decir a priori las consecuencias de ese acto fallido? Y no estoy hablando de juegos de azar, de lotería que no he comprado, ni de decisiones que han ido conformando nuestra vida. Me estoy refiriendo a actos, a palabras, a preguntas que tuvimos la intención de hacer y de pronto, por vergüenza, por desidia, por cobardía, por indolencia, dejamos pasar, y nos tranquilizamos diciéndonos: “En otra ocasión”.

5 comentarios:

El Viento dijo...

Tal vez muchas, Fede. En mi caso por vergüenza, por timidez... Sin embargo te digo que, aparcando ambas, acabo de conocer personalmente a una persona maravillosa. Esta vez no lo dejé "para otra ocasión".

Un abrazo.

Fede dijo...

Amiga,
Gracias por el comentario. Como no te conocía he dado una vuelta por tu blog y me ha gustado lo que he visto. Me alegra que no hayas dejado pasar la ocasión. Recuerda, a las buenas ocasiones hay que darles aire. A veces a fuerza de querer retener ahogamos.
Un abrazo
Fede

Malena dijo...

Fede, nuestra vida está llena de "si yo hubiera hecho" "Si yo hubiera dicho". Espero que aprendamos la lección porque cada ocasión puede ser maravillosa. De El Viento, no te digo nada, espero que al ir leyéndola te des cuenta de su sensibilidad y de su ternura. Es mi trilliza. :) Un beso.

Consuelo Labrado dijo...

Buenas noches Fede, es verdad que no hay que dejar escapar ninguna ocasión, como dice la canción "sólo se vive una vez". Como siempre es un placer pasearse por tu blog. Un beso

Yayi dijo...

Hola Fede: ¡Cuántas veces por miedo he dejado oportunidades pasar! Ahora justamente estoy en una de esas, y no sé q hacer, gracias a todos mis amigos bloggeros q me están animando creo q esta vez no la dejaré pasar. Beso!