17 de febrero de 2009

Hokusai: La Gran Ola de Kanagawa

La Gran ola de Kanagawa
Katsushishika Hokudai
1832 Woodblock

Se trata de un grabado de madera (xilografía) producido por Katsushika Hokudai como primero de una serie de “Treinta y seis vistas del Monte Fuji” y quizá uno de los cuadros más famosos de todo el arte pictórico oriental representado tantas veces como algunos de los más famosos cuadros del Arte Occidental. Corresponde al período Edo, (Tokio) y fue publicado en torno a 1932.
El grabado describe una enorme ola cerca de la prefectura de Kanagawa. En el hueco de la ola puede verse el Monte Fuji cuya cima esta coronada de nieve. Existen varias copias de este grabado en Museos del mundo entero y en particular en el Museo Británico, en el Museo Metropolitano de Nueva York y en la casa de Claude Monet en Givenchy (Francia).
Entre las características que hacen este cuadro particularmente hermoso podemos señalar la pureza de la línea que define claramente los contornos y establece el ritmo de la composición. y la inconfundible maestría en la aplicación del color con predominio del azul de Berlin que llegó a Japón a través de China.
Llama la atención el contraste entre el movimiento de la ola que se abre como unas enormes fauces prestas a engullir las barquichuelas en las que se afanan los marinos y la imperturbable serenidad del Monte Fuji que se encoge en la distancia. Parece como si el ying representado por la violencia de la Naturaleza, fuera equilibrado con el yang del hueco de la ola, la imperturbable quietud del monte o la tranquila laboriosidad de los marineros que se afanan en tarea.

8 comentarios:

Willow dijo...

Tu explicación me ha hecho comprender mejor el grabado y esto hace que me guste aún más. Fijate que los trazos y el conjunto total me recuerdan un poco la pintura naive, pero más realista.
Gracias amigo. Un beso

Elena dijo...

Siempre ha sido uno de mis favoritos. Tus palabras me lo han acercado un poco más.

Saludos

Cálida Brisa dijo...

Yo cada vez aprendo un poco más.
Hace tiempo que no visito ninguna exposición y voy teniendo mono.
Un beso

Calle Quimera dijo...

Es cierto, se trata probablemente del grabado más conocido, pero desde luego se disfruta mucho más cuando va acompañado de una reseña como la que acabo de leer. Magnífica.

Un beso.

RECOMENZAR dijo...

Estas perdido Acercate mas Tus escritos bellos besos

Ramón Minieri dijo...

¡Gracias por el comentario! De modo accesible, permite entender mejor una obra maestra. Ramón.

Javier dijo...

Te dejas lo más importante, el monte Fuji que representa lo sagrado. Así tenemos tres elementos. El hombre que cree que puede dominar la naturaleza, la naturaleza que le demuestra que no es gobernable y Dios (no del tipo que conocemos en Occidente sino mas animistico)que observa la siuación sin intervenir.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.- dijo...

A pesar de que se lo quiere desvincular de los tsunami es obvio que la presencia amenazadora de una ola vertical enorme en actitud amenazadora incluso de fragiles embarcaciones, fija uno de los costados sombrios de nuestra vida.