8 de abril de 2009

Slumdog Millionaire

SLUMDOG MILLIONAIRE
Reino Unido 2008
Dirigida por Danny Boyle
duración 120 minutos
Drama

Acabo de devolver a la biblioteca sin leer el libro de Wikas Swarup ¿Quién quiere ser millonario? En efecto, después de haber visto la película me doy cuenta de que el guionista Simon Beaufoy ha exprimido como un limón la idea original del novelista y ha sabido trenzarla en una historia trepidante que nos repele y atrae a un tiempo, mezcla del más crudo realismo con la luz, la música y el ritmo del más auténtico cine de Bollywood (la meca del cine de la India).

Tuve la suerte, hace muchísimos años, de visitar Bombay y aunque desde entonces ha cambiado el antiguo nombre colonial por del Mumbay, nada ha cambiado ni en la miseria, la lucha por la supervivencia, la algarabía ni tampoco en el colorido, la alegría y las desbordantes ganas de vivir de sus gentes.

Precisamente uno de los méritos de Danny Boyle ha sido el combinar estos elementos y entretejer con ellos la vida de un muchacho, Jamal Malik, que participa en la versión india del concurso televisivo “¿Quién quiere ser millonario? y tiene la obsesiva idea de conquistar el amor de Malika joven huérfana que desde niña participó con él y con su hermano en su increíble lucha por sobrevivir.

La incomprensible exactitud de sus respuestas, le hace sospechoso de fraude y en una comisaría es interrogado bajo tortura lo que le hace recordar momentos de su niñez que son la clave de sus respuestas y que el director aprovecha para en una especie de breves “flashbacks” hacernos ver, sin regodearse, la miseria, la crueldad, los peligros de ese submundo en el que ha transcurrido vida de Jamal y de su hermano.

Es el contraste entre el concurso multitudinario con sus luces, su música, sus oropeles, su histrionismo, y el ambiente de pobreza y de degradación lo que hace la película soportable. Contribuye a ello el exotismo, incluyendo parte de los diálogos en hindi, el ritmo, el color, y sobre todo la música, esa mezcla de música pop de los setenta con ritmos inconfundiblemente hindúes.

Resumiendo, más que con la historia, me quedo con la puesta, en escena, el humor controlado, el ritmo, el color, la música, en particular con la de la última escena en la estación, las tomas de cámara desde ángulos absolutamente inverosímiles, en una palabra, más que con lo que cuenta, me quedo con la manera en que está contado.

5 comentarios:

José Núñez de Cela dijo...

Estimado Fede,
Hace algún tiempo (poco), sigo tu blog, pues en alguna búsqueda que hice sobre algún tema (libros, supongo)me llevó a él y reconocí alguna afinidad (arte japonés, Murakami, Zarraluki, Auster,R.Montero, Mendoza...). Valga este primer comentario para darte la enhora buena por tu blog.
Sobre Slumdog millionaire, también comparto tu opinión en el sentido de que la forma supera, bastante, al fondo, aunque haya veces que unas formas demasiado prosaicas y ligeras, no casan con todo asquello que pretende transmitir (el episodio de las letrinas está contado de manera que hace reir, y maldita la gracia..., por ejemplo). En fin, simplemente un saludo desde el mediterráneo y ánimo y enhorabuena por tu blog...

www.jancarti.blogspot.com

Cálida Brisa dijo...

Amigo Fede
Yo vi la pelicula el dia antes de los ''Oscar'' y me dio para pensr muchas cosas,la verdad es que me apabullaba ver tanta gente y tanta misieria reflejada y apenas pude gozar de las pocas secuencias hermosas( pero las goze tambien).
Malaki era un preciosidad y ¡¡cuanto amor habia en ella!!
Un beso


P D.
José Nuñez, iremos a visitarte a tu blog, sera interesante seguro.

Amaya dijo...

A veces, pocas,la puesta en escena del cine supera al libro base..Aun asi, yo sigo prefiriendo un libro, me permite poner en escena a mi gusto..
Mil besos Fede

Elsa dijo...

No la he visto todavía, Fede. No sé si mis sensaciones serán como las tuyas. Lo que sí sé, es que es un placer leer tus impresiones tan bien escritas.

Un abrazo.

Elena dijo...

Me gustó mucho la película. Me ha parecido un cuento de hadas bien narrado, con ritmo y muy original. La historia tiene partes durísimas, pero es una de esas películas que se disfrutan de principio a fin.

Espero que hayas pasado unos días agradables de Semana Santa. Llevaba mucho tiempo sin pasarme por aquí y ya echaba de menos tu blog.

Un saludo